Esquina Buenos Aires . Imágenes de Buenos Aires

Esquina Buenos Aires Esquina Buenos Aires Esquina Buenos Aires Esquina Buenos Aires

Historias de Buenos Aires

Café y Literatura

Chocolate porteño

Pocas cosas combinan tan bien como el café y la literatura. Desde siempre, escritores y lectores, han habitado los cafés para poder disfrutar (o escribir) un buen libro. El café fue uno de los principales lugares en donde se ha desarrollado la cultura de nuestra ciudad. Grandes escritores se reunían para discutir sobre literatura, política y demás temas, y hasta se formaron grupos en donde la pasión se igualaba a la de los hinchas de un equipo de fútbol.

Muchos portaños nos acercamos a menudo a nuestro café favorito para poder leer en un clima más especial o porque necesitemos algo de compañía en esta actividad tan personal y solitaria o quizás, para seguir esta típica tradición porteña que, sin saberlo, mantenemos en una época en donde las conversaciones superfluas y las computadoras portátiles van ocupando las mesas de mármol.

Lo cierto es que no hay café ni momento en donde uno no pueda encontrar algún lector o escritor abocado a su tarea.

Es lunes, los primeros minutos del día ya han pasado y descubro, en una mesa cercana, a otro lector inmerso en un libro que no alcanzo a identificar. Pero eso no importa, porque lo verdaderamente destacable es que el rito se sigue ejecutando.

Dentro de los cafés que mencionaré están los que se encuentran en la Avenida Corrientes, que por su cercanía con las librerías de viejos y editoriales, son los primeros lugares a donde uno puede dirigirse luego de haber comprado un libro. Otros bares notables se encuentran en los barrios de San Telmo y Boedo. Y por supuesto, cada uno tendrá su bar favorito en su propio barrio.

Los últimos años han traído la incorporación de pequeños bares dentro de librerías; y uno puede dedicarse a la lectura sin haber salido del propio local. Y así, otras formas más nos deparará la modernidad y esta cultura de consumo; variantes para poder seguir manteniendo esta armonía (que hasta parece un acto natural) entre el café y la literatura.

Aclarar que escribo con un lápiz en unas hojas cercanas a un típico chocolate porteño es redundante; no hay otra situación en la que puedan estar surgiendo estas palabras.



Contanos tu forma de leer y escribir, ¿te gusta leer en un café? ¿Sos de los que escriben en un bar? ¿Qué cafés son tus favoritos para llevarte un buen libro?


Comentarios





    Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido! Validado con TAW
Diseño y Desarrollo DATAMARSIS    

2014 Ciudad de Buenos Aires - República Argentina