Esquina Buenos Aires . Imágenes de Buenos Aires

Esquina Buenos Aires Esquina Buenos Aires Esquina Buenos Aires Esquina Buenos Aires

Historias de Buenos Aires

La Calle Victoria

La Calle Victoria

Originalmente se llamó "de la Victoria" , para ser luego simplificada a "calle Victoria". Su nombre se debe a un homenaje a los vencedores de las tropas inglesas en las invasiones inglesas de 1806 y 1807.

En 1922, bajo la inspiración de Rivadavia, se volvió a bautizar las calles con nombres que fueron básicos en la nomenclatura usada hasta mucho después; y entonces la del Cabildo, pasó a ser calle de la Victoria, para después convertirse en calle Victoria hasta 1947.

Breve Historia desde el Siglo XIX

El auge comercial del Virreinato y la importancia alcanzada por Buenos Aires, prepararon la profunda transformación en las costumbres, imposible de negar a raíz de las invasiones inglesas de 1806 y 1807, consideradas generalmente como su causa.

A poco siguieron los sucesos de 1810, que acercaron más a los vecinos al manejo de los asuntos públicos ventilados en el Fuerte, en el Cabildo y en el Consulado. Las pocas cuadras que formaban la calle del Cabildo habían sido siempre bien ocupadas, pero las circunstancias anteriores aumentaron su prestigio.

La mañana comenzaba temprano con los concurrentes a los negocios de la Recova, de reciente edificación, buscando las múltiples cosas necesarias para la vida diaria.

De tarde continuaba el movimiento, pero el público cambiaba, pues las mercerías y tiendas traían clientela femenina de otro nivel social. En dichas tiendas fueron adquiridas las cintas que usaron el 22 de mayo los partidarios de la caducidad del poder español.

A medida que avanzaba el día, mejoraba el público, siendo más elegante cada vez y en especial entre la comida y la cena. El desfile era entones ininterrumpido, cruzándose saludos entre los caballeros que hacían tertulia en la acera frente a ciertos negocios y las damas que "iban de tiendas".

Podemos recordar, como un signo de aquellos tiempos en que se vivía sin prisa y todo se hacía con calma, que no había negocio que no tuviera sillas para comodidad de su clientela.

En la esquina de Perú tenían lugar, en horas primeras de la noche, reuniones ocasionadas por los conciertos ofrecidos por las bandas militares, conocidas con el nombre de "retreta"

Con el tiempo, las construcciones de la calle fueron modificándose y el "centro" seguía ejerciendo su atracción. La moda, siempre versátil, llevó los negocios de lujo, las modistas elegantes, confiterías, etc a otras calles. Florida recogió el cetro y su brillo hizo palidecer hasta el recuerdo de los buenos días de la calle de la Victoria, que pasó a tener una vida tranquila y sosegada, sin disminuir por ello su importancia comercial y continuo trajín, y perdió hasta su nombre. Así es como hoy la conocemos a la calle Hipólito Yrigoyen


Fuente:
Cuadernos de Buenos Aires XVII
Charlas con comerciantes de la zona.

Comentarios





    Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido! Validado con TAW
Diseño y Desarrollo DATAMARSIS    

2014 Ciudad de Buenos Aires - República Argentina